Los grandes desconocidos del botox.

La toxina botulínica se ha hecho tan famosa que incluso el nombre con el se comercializa acabó en el diccionario de la Real Academia Española como 'bótox': "toxina bacteriana que se utiliza en medicina estética".


Sin embargo, más allá de su conocido uso como efectivo tratamiento antiarrugas (frente, patas de gallo o entrecejo), la toxina botulínica tiene otros fines igual de efectivos pero que se encuentran más en la sombra. Por eso, hoy venimos a contaros cuáles son estos, su funcionamiento y resultados. ¡Vamos allá! 



Sudoración excesiva

La hiperhidrosis es un exceso de sudoración que afecta, especialmente, a las palmas de las manos, la planta de los pies, las axilas o el rostro, provocado por una sobreactividad de las glándulas sudoríparas de estas zonas del cuerpo. Suele iniciarse en la infancia o pubertad y normalmente dura toda la vida. Este problema puede provocar en muchos casos una alteración de la vida social e inseguridad. 


Causas

Si realizamos un esfuerzo físico, es muy normal que aumente la sudoración, el problema se presenta cuando esta sudoración excesiva aparece sin un motivo evidente. Las glándulas sudoríparas de las personas con exceso de sudoración parecen ser hiperactivas y llegan a producir una sudoración incontrolable. Esto supone una molestia física muy clara, pero para determinadas personas; también puede suponer un trastorno emocional.


Si este problema se ha convertido en un problema social, ha llegado el momento de ponerle solución. Muchos de nuestros pacientes nos comentan que han tardado mucho tiempo en decidirse a venir; y después de comprobar lo fácil que resulta someterse a este tratamiento, se arrepienten de no haber acudido antes a nuestra consulta.


Solución

Podemos reducir esta sudoración con la aplicación de toxina botulínica en las zonas problemáticas. Esta bloquea los mensajes procedentes de los nervios que ordenan a las glándulas sudoríparas a producir sudor, normalizando así el sudor. 

Un tratamiento con una alta satisfacción de los pacientes, ya que no sólo soluciona el problema, sino que en muchos casos elimina un fuerte obstáculo social.

Duración sesión: 30 minutos

Resultados visibles: Al tercer día

Duración efectos: 6 meses




Como tratamiento preventivo

Como mencionábamos antes, el botox se conoce como un tratamiento que sirve para reducir las arrugas, debido a que esta sustancia relaja los músculos y evita que generemos excesivas arrugas de expresión.

Sin embargo, una aplicación de la toxina botulínica cada vez más en auge es como tratamiento preventivo. Es decir, se trata de aplicar botox sobre los músculos que provocan las arrugas de expresión (arrugas dinámicas) mucho antes de que estas se marquen de forma permanente.

De tal modo, al estar los músculos relajados, evita y retrasa la aparición de estas arrugas.


Existen estudios que reflejan que la profundidad de las arrugas es mucho menor a los 5 años de la que les correspondería si no se utilizara el botox.

De hecho, el botox es mucho más efectivo como tratamiento preventivo que curativo, siendo las arrugas ya marcadas más difíciles de desaparecer.


Para quién

Mejor prevenir que curar. La edad recomendada es a partir de los 30 años aproximadamente. Las personas hipertónicas, por ejemplo, aquellas con un alto grado de contracción de determinados músculos, serían los pacientes más indicados.


Efecto permanente

Los efectos de la toxina botulínica son de unos 5-6 meses, sin embargo, cuando desaparece el efecto se tiene menos tendencia a contraer la musculatura, por lo que la atenuación de las arrugas se mantiene parcialmente. Existen estudios que reflejan que la profundidad de las arrugas es mucho menor a los 5 años de la que les correspondería si no se utilizara el botox.


Zonas: Frente, patas de gallo, entrecejo

Duración sesión: 30 minutos

Resultados visibles: Al de 48-72h

Duración efectos: 6 meses




Lifting de cejas

La pérdida de espesor del párpado y la frente, el aumento de la flacidez del músculo de la frente (encargado de 'sujetar' y alzar las cejas) o la propia estructura propia del rostro, supone que las cejas pierdan elevación, cayendo así hacia los ojos y arrastrando la piel de los párpados con ellas. Todo esto da lugar a una mirada de aspecto cansado y triste.


Con la aplicación de botox en las sienes conseguimos reposicionar y levantar las cejas, obteniendo una mirada amplia, despierta y joven. Además, también nos permite 'remodelar' aquellas cejas planas y rectas sin apenas curvatura, o las arqueadas en exceso. Uno de los tratamientos más demandados en la actualidad, debido a su popularidad entre celebrities. 


Para quién

Miradas envejecidas, cejas caídas, ojos encapuchados, y aquellas cuya forma natural resulta poco favorecedor para el conjunto del rostro.




Remedio para el dolor de cabeza

La sanidad ha dado luz verde al uso de la toxina botulínica para curar los dolores de cabeza y migraña. Vemos como el conocido tratamiento estético gana terreno: la solución a procesos de sobreestimulación nerviosa. De hecho, neurólogos han confirmado que tienen en sus manos un gran tratamiento para aquellos que sufren de constantes dolores de cabeza.


Muchos pacientes que se realizaron tratamientos faciales en frente, entrecejo o patas de gallo nos indicaron que notaron una mejoría notable de los dolores de cabeza.

Como comentábamos antes, el botox se conoce como un tratamiento que sirve para reducir las arrugas, debido a que esta sustancia relaja los músculos y evita que generemos excesivas arrugas de expresión. Por esta misma razón, el botox se utiliza ahora en el campo de la sanidad debido a sus propiedades relajantes musculares. Esto se debe a que muchos de los dolores de cabeza o jaquecas están íntimamente ligados a los músculos faciales, especialmente el entrecejo y frente. Si relajamos estas zonas, también mejoramos y evitamos la aparición de dolores.



Resultados

Esta aplicación permite disminuir la intensidad del dolor y mejora ostensiblemente la calidad de vida, aunque sigan teniendo todavía crisis de migraña, pero mucho menos intensas.



A día de hoy las jaquecas no tienen curación definitiva, pero el botox junto con los medicamentos adecuados, podemos reducir su intensidad.



¡Esperamos que os haya servido de ayuda!

Para más información, precios o cualquier pregunta no dudes en contactarnos aquí, en el 944 39 74 93, o en nuestra clínica. Estaremos encantados de ayudarte.

¡No olvides seguirnos en Instagram para más contenido!


  • Instagram
  • Facebook
0

 944 39 74 93

C/ Ercilla, 38 1º Derecha,  Bilbao

Lunes - Viernes: 10:00h - 20:30h

Copyright © 2019

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube