mentón.

El mentón, junto a los pómulos, aportan personalidad y expresividad a nuestro rostro.

 

Un mentón retraído distorsiona la armonía facial y el contorno de la boca, y suprime la profundidad entre nuestro cuello y la barbilla. Esta armonía se ve especialmente afectada desde la perspectiva de perfil.

proceso.

Se aplica una cantidad de ácido hialurónico sobre el área a tratar, el cual nos permite levantar, rellenar o eliminar el mentón retraído. 

 

Un procedimiento sencillo, indoloro y eficaz, en el que en una única sesión conseguimos resultados excelentes. 

 

De esta manera, conseguimos aportar un aspecto armónico y equilibrado al rostro sin necesidad de cirugía.

Sesión: 15 minutos

Resultados visibles: Inmediatos

Duración: 12 meses

zonas a tratar.

antes y después.

  • Instagram
  • Facebook